Image que represneta el esfuerzo para el post contrato para la web del Foro de Innovación y empresa responsable Géiser

Contrato para la web. Un pequeño (pero necesario) paso.

Si nos preguntamos ¿qué es internet y qué lugar ocupa en nuestras vidas?, la respuesta en determinados momentos podría asustarnos. Así que lo mejor es comenzar a cuestionarnos de qué manera hacemos uso de ello y conocer más de cerca nuestras responsabilidades. Que las tenemos. Por ello hoy queremos acercarnos al Contrato para la web.

Nuestra realidad ahora, en este preciso momento incluso, es que vivimos en un mundo hiperconectado (y ultra vulnerable, como apuntaba un interesante artículo de El País Semanal). Así que en primer lugar, debemos preguntarnos sobre los grandes problemas que esto conlleva: el futuro de Internet ante las amenazas cibernéticas, la información errónea personalizada en fakes y los problemas de privacidad.

Pero también debemos cuestionar nuestro papel con respecto a aquellos que aún no están conectados.

 El 5 de noviembre, Tim Berners-Lee, padre de la World Wide Web y el primer navegador web presentó en el Web Summit 2018 de Lisboa el denominado Contrato para la Web.

“Imaginé la web como una plataforma abierta que permitiría a todos, en todas partes, compartir información, acceder a oportunidades y colaborar a través de fronteras geográficas y culturales”

TIM BERNERS-LEE, CARTA ABIERTA

 

El Contrato para la web es un documento al que actualmente están suscritos representantes de más de 80 organizaciones internacionales además de gobiernos, empresas y sociedad civil, que «establece compromisos para guiar las agendas políticas digitales«.

Principalmente, el Contrato tiene como objetivo salvar Internet de sí mismo. Establece reglas para su uso de manera ética y transparente para todos los participantes. Tratándolo como un bien público y un derecho básico para todos.

El objetivo del Contrato para la Web es aprovechar el potencial de internet para convertirlo en un medio para un cambio positivo. Y para ello, es necesario al compromiso.

Se trata de un compendio de buenas prácticas respaldado por la World Wide Web Foundation. Que está compuesto por nueve puntos: tres para gobiernos, tres para empresas y tres para los usuarios.

El contrato para la web para gobiernos

·         PRINCIPIO 1 | Asegurarse de que todo el mundo pueda conectarse a Internet.

Los gobiernos deben garantizar que todos puedan conectarse, sin importar quién o dónde se encuentren. El segundo postulado es mantener disponible todo internet.

·         PRINCIPIO 2 | Hacer que la totalidad de Internet esté disponible en todo momento.

El acceso no restringido a la información debe ser otorgado a todos.

·         PRINCIPIO 3 | Respetar y proteger los derechos básicos de las personas sobre sus datos y su privacidad en la red.

Y finalmente, las autoridades deberían asumir la responsabilidad de nuestra protección de la privacidad. Es el requisito básico que debe cumplirse antes de que todos puedan usar Internet de manera segura y con confianza.

El contrato para la web para empresas

·         PRINCIPIO 4 | Hacer que Internet sea asequible y accesible para todo el mundo.

Las empresas son ante todo responsables e impulsoras, en gran medida, de hacer que los contenidos de Internet sean accesibles y asequibles.

·         PRINCIPIO 5 | Respetar y proteger la privacidad y los datos personales, con el fin de generar confianza en la red.

Es el papel de las empresas respetar la privacidad de los usuarios y dejar que el consumidor elija cómo quiere llevar su vida en línea. Esto también significa invertir en seguridad del dispositivo y encriptación de datos.

·         PRINCIPIO 6 | Desarrollar tecnologías que promuevan lo mejor de la humanidad y contribuyan a mitigar lo peor.

Por último, depende de las empresas desarrollar tecnologías que «apoyen lo mejor de la humanidad y desafíen lo peor».

¿Qué significa esto en la práctica? Pues cambiar el enfoque de las ganancias financieras al bien público, priorizando a las personas y trabajando hacia el desarrollo social y los beneficios comunes.

El contrato para la web para los ciudadanos

Y finalmente nosotros, los usuarios de la web. También tenemos cosas que hacer.

·         PRINCIPIO 7 | Crear y colaborar en la Web.

En primer lugar, debemos crear contenido relevante y colaborar.

 Es Tim Berners-Lee quien inventó Internet, pero son las personas que lo usan quienes lo configuran.

 ·         PRINCIPIO 8 | Construir comunidades sólidas que respeten el discurso civil y la dignidad humana.

También significa que depende de nosotros construir comunidades basadas en el respeto y la dignidad humana. Puede reducirse a cosas tan sencillas como la cortesía en el discurso online, o la participación en proyectos que promueven fuertes valores morales, sociales, medioambientales o filosóficos.

·         PRINCIPIO 9 | Luchar por la Web

Por último, pero no menos importante, somos los ciudadanos los que necesitamos luchar por la web, tomar una posición y hablar. Muchos cambios sociales importantes ocurrieron solo porque los individuos alzaron sus voces por una causa que les importaba. Podemos hacer lo mismo para que internet se mantenga neutral y verdadero para todos.

 ¿Cómo?

Hasta ahora, son muchas empresas e instituciones las que han firmado el contrato. Pero en este momento, lo más importante es crear conciencia y preguntarnos: «¿qué puedo hacer para que la web sea un lugar mejor?», ya sea que seamos políticos, dueños de negocios o simplemente usuarios habituales de Internet.

El objetivo es cambiar el rumbo y convertir internet en una herramienta para que todos nos comuniquemos, colaboremos y mejoremos nuestras vidas y las vidas de los miembros de nuestras comunidades a través del acceso a información abierta.

Berners-Lee está reclutando gobiernos, empresas y ciudadanos para unirse a su causa. Biplaza, motor del Foro Géiser, ya está suscrita y comprometida con las políticas digitales que nos deben llevar a un futuro con valores y propósitos que estamos construyendo.

Se necesitará mucho esfuerzo conjunto, pero ¿quién dijo que entre todos no podemos? Te animamos a sumarte a este movimiento y aportar tu granito de arena en forma de compromiso digital.

* Tim Berners-Lee es actualmente, profesor de ciencias informáticas en la Universidad de Oxford y el MIT, fundador y presidente del Open Data Institute y fundador de la World Wide Web Foundation.