Imagen de Bosco González, conductor de Géiser, Foro de Innovación y Empresa Responsable.

Géiser. Una evolución natural

Un proyecto es como un organismo: nace, crece, evoluciona… Y en ese movimiento de cambio y transformación, parejo a toda forma de vida, se expande, se contrae, suma, resta, se dispersa, duerme, retorna… Y, mientras, permanece.

Es así porque los proyectos son concebidos, diseñados y ejecutados por personas, y las personas estamos sujetas, inevitablemente, a ese maravilloso ajetreo que es existir y a las constantes con que se manifiesta la vida. 

No hay acción que escape al protagonismo de las personas. 

 

Géiser nació así, de las personas, pero, a diferencia de tantos ⎯quizás demasiados⎯ otros proyectos, eventos, iniciativas, programas, ciclos, jornadas… da igual la nomenclatura, vino al mundo con un rasgo distintivo que el tiempo y la experiencia han hecho fructificar: el compromiso de ser un espacio de encuentro humano útil, transversal, abierto y en plena sintonía con la sociedad de nuestro tiempo y los retos que tenemos ante nosotros como colectivo. 

Si desde esta perspectiva contemplamos la historia desde la Revolución Industrial hasta nuestros días, es fácil dilucidar hasta qué punto, más que estar inmersos en un devenir, hemos sido espectadores de una sucesión de fenómenos disruptivos sobrevenidos en los que las personas, a pesar de ser responsables de los mismos, hemos terminado convertidas en piezas de producción y recambio.

 Esa subordinación a las estructuras, los procesos, las entidades y los mecanismos sociales, nos ha usurpado el papel principal en el escenario del desarrollo, y es hora de revertir esa circunstancia. Si el punto de partida es la persona, el centro ha de ser la persona.

Géiser ha sido hasta ahora, en sus cuatro ediciones, un extraordinario escaparate de alternativas, oportuno y necesario, que ha sabido tomar el pulso a las nuevas corrientes de pensamiento y ha asumido como tarea particular ser referente en el rediseño del entorno empresarial en sintonía con el progreso tecnológico y la innovación. 

Por otro lado, Géiser, además de tener detrás un equipo humano preparado y comprometido, ha acogido nombres y rostros que construyen desde sus espacios de acción la novedad cotidiana que necesitan la sociedad, el concepto de trabajo, el medio laboral y el papel de las personas, mediante la creación de extraordinarias propuestas de implementación de los avances en ciencia, cultura social y reflexión filosófica, planteados y expuestos en cada una de las ediciones pasadas. 

Hemos sido un evento distinto, sólido y vivo, pero queremos ser más.

 

Por eso, satisfechos por el trabajo realizado y convencidos de que la realidad exige un salto de cualidad, Géiser evoluciona ahora en su concepto hacia una forma ⎯me atrevo a definir⎯ de humanismo práctico en el que precisamente lo humano como cariz, talante y sentido original, sitúa a las personas en el centro de la acción empresarial, laboral, emprendedora e innovadora, como objeto y sujeto, como partida y llegada de todo proceso, como envoltura, por qué no decirlo, emocional que tiene como misión lo único que importa a cada uno de los seres humanos que transitamos este mundo de contrastes: la felicidad.

Esta evolución de Géiser se materializará en la inmediata edición en un conjunto de acciones pensadas para integrar, generar vínculos duraderos y provechosos entre los participantes de Géiser 2019 y el público, ofrecer propuestas de compromiso social, orientar los contenidos hacia la ética empresarial tomando como punto de partida lo que se venido llamando hasta ahora “responsabilidad corporativa”, innovar en términos humanos reflexionando sobre la variable emocional y poniéndola en valor, plantear modos de humanizar la empresa a pesar de la poderosa dinámica de digitalización, acercar el mundo a quien lo tiene lejos, facilitar, concienciar… 

Tenderemos nuevos puentes, impulsaremos un nuevo diálogo colectivo, pondremos un especial empeño en visibilizar iniciativas empresariales de vanguardia que se atreven sin reparos a trabajar en serio por las verdaderas necesidades en torno a las cuales debiéramos confabularnos todos: sostenibilidad, cambio climático, igualdad, respeto, tolerancia… Y seguiremos abriéndonos, expandiéndonos, conectándonos…  como todo organismo, porque es nuestra evolución natural. 

El presente llama; el futuro espera.

Hacia ese horizonte ponemos la proa de este barco extraordinario que es Géiser, Foro de Innovación y Empresa Responsable. Quien tenga a bien acompañarnos, aquí nos tiene.

 

Bosco González

Filósofo, escritor, Asesor Humano y conductor de Géiser



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies