Imagen de una persona con un libreto en la mano que representa la misión de vida, para el articulo de Bosco González sobre el propósito y el legado, articulo de autor, sobre Géiser, Foro de Innovación y Empresa Responsable

A propósito del propósito y del legado

Y al final del año nos preguntamos: ¿Es posible cambiar ambición por aspiración en el ámbito de la empresa? ¿Conocemos nuestra misión? Bosco González, filósofo y conductor de Géiser, Foro de Inovación y Empresa Responsable reflexiona sobre dos términos muy ligados a nuestra filosofía: propósito y legado. 

*

¿Y si concebimos la existencia como un proyecto personal?

Deshacerse de inercias y automatismos adquiridos, desligarse de tendencias limitantes y esnobismos que coartan la libertad, por más que parezcan formas de integración y aceptación en el grupo humano…

No es sencilla la tarea en un mundo sometido a una trepidante dinámica de transformación que exige de nosotros una actualización permanente para no salirnos de la corriente, como si fuéramos aplicaciones de utilidad relativa para el sistema.

A pesar de todo, el ser humano está abocado a enfrentarse al reto de llegar a ser aquello que verdaderamente es, lo cual implica asumir la responsabilidad de la propia vida, protagonizarla, y no solo darle sentido, sino ser sentido para la vida misma, para el grupo humano en el que uno existe, del que forma parte y del que no pude enajenarse por más que la globalización nos empuje a un paradójico individualismo.

Hay, en este sentido, un concepto que planea sobre nosotros cuando encaramos la realidad, nuestra particular experiencia y nuestra singularidad con la responsabilidad adecuada: el propósito.

“Formular un propósito para nuestra vida supone comprometerse con uno mismo y con las acciones que nos vinculan a los demás a través de la relación humana”

 

Formular un propósito para nuestra vida supone comprometerse con uno mismo y con las acciones que nos vinculan a los demás a través de la relación humana, visualizar una perspectiva de lo que somos, de lo que podemos llegar a ser y, en consecuencia, de lo que podemos aportar, de aquello que somos verdaderamente capaces.

¿Vivimos con propósito? ¿Actuamos con propósito? ¿Trabajamos con propósito? Se trata de concebir un para qué de todo y en todo que, a modo de telos** coyuntural, nos empuje a extraer de nosotros las múltiples cualidades que, como semillas de vida, andan latentes tan adentro a la espera del riego preciso que las permita florecer.

Pero definir un propósito implica una disposición previa dotada de una adecuada dosis de entrega, de generosidad, de perseverancia y, más importante, de integración del otro en mi particular esquema vital, para lo cual debe emprenderse un necesario viaje a uno mismo que nos conduzca a la única actitud que hace posible la formulación real del propósito: la honestidad.

Solo desde la honestidad tiene funcionalidad el propósito, no solo como posibilidad final, sino como realidad que empieza a ser desde el mismo instante en que este se expresa. Somos andando, dice el gran pedagogo Paulo Freire; del mismo modo, el propósito se comprende, se concreta y se materializa en su ejecución.

«Somos andando«, dice el gran pedagogo Paulo Freire; del mismo modo, el propósito se comprende, se concreta y se materializa en su ejecución.

 

El mundo de hoy invita al propósito, quizás porque es en la hostilidad del mundo donde se dan verdaderamente las circunstancias para ello; la sociedad de hoy, por caótica y estridente que parezca, es el caldo de cultivo ideal para el propósito, que se revela así como una fuerza transformadora que convulsiona estructuras individuales y colectivas.

El propósito nos devuelve las riendas de nuestra propia vida, es, además, una oportunidad para la asunción del propio valor como riqueza de la que son merecedoras mi familia, mis amistades, mi empresa…

«Establecido el propósito, se define  la hoja de ruta para su realización»

 

Establecido el propósito, se define  la hoja de ruta para su realización; es en ese contexto donde se expresa la propia capacidad, donde aquello cuanto se lleva a cabo tiene un sentido que se proyecta a un futuro predefinido como meta, aunque no por ello estática.

El propósito, para ser tal, debe estar libre de la terquedad inherente a la intransigencia, porque, como la propia vida, todas las cosas son cambiantes, moldeables, adaptables y susceptibles de reinterpretación, por ello ha de contener el ingrediente que convierte toda meta posible en ilusión viva: la aspiración.

Aspirar no es ambicionar; el propósito desde la ambición está condenado al fracaso, porque se expresa subordinado a la expectativa; sin embargo, el propósito contemplado desde la aspiración es integrador, se nutre de la experiencia, se adapta y se perfecciona a sí mismo en su propia ejecución. Este proceso, vivenciado en la empresa o en la acción laboral dentro de la empresa, está benditamente condenado al éxito, que se traduce, precisamente, en legado: aquello que el propósito me ha permitido dejar como sumatorio, como riqueza y patrimonio, que es tomado como conocimiento y garantía por quien asume el relevo o por quien, sencillamente, se ha convertido en beneficiario del mismo.

¿Es posible cambiar ambición por aspiración en el ámbito de la empresa? ¿Podemos desarrollar una perspectiva de acción empresarial que estimule a las personas a definirse y proyectarse a sí mismas como elementos de valor en el proyecto compartido, cada cual en su papel? Sí, luego es posible el propósito, como apuesta personal y colectiva. En cuanto al legado, no hay +otro mejor que el que mantiene imperecedera su utilidad.

 

Bosco González Filósofo, consultor, divulgador y conductor de Géiser


*Propósito y legado son conceptos planteados por Francisco Hevia, Director Senior de Llorente y Cuenca, en las dos últimas ediciones de Géiser y que hemos incorporado a la filosofía que motiva Géiser como proyecto continuo.

**El telos (del griego τέλος, ‘fin’, ‘objetivo’ o ‘propósito’), fin o propósito formulado filosóficamente.

Photo by David Iskander on Unsplash



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies